X

¿Tienes alguna duda o quieres que te informemos?

Nombre

Correo electrónico

Teléfono

En qué horario prefieres que te llamemos

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad
Llamada gratuita:    900 92 1000
Facebook CE Consulting Fundaciones y AsociacionesTwitter CE Consulting Fundaciones y AsociacionesCanal de Youtube CE Consulting Fundaciones y AsociacionesPerfil de Google plus CE Consulting Fundaciones y AsociacionesLinkedIn CE Consulting Fundaciones y Asociaciones

Obligaciones y responsabilidades de los patronos frente a la fundación

19/03/2018

 

El régimen de gobierno de una fundación es el Patronato, siendo las funciones principales de este, el cumplimiento de los fines fundacionales, así como la administración de los bienes y derechos que integran el patrimonio de la fundación.

Tradicionalmente el Patronato de una fundación y por norma general, se ha ocupado de las cuestiones de gobierno en el sentido más amplio, siendo esto, sin duda una de las cuestiones más complejas y controvertidas en el gobierno de las fundaciones, la delimitación de las competencias entre el patronato y la dirección ejecutiva de la fundación.

La Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones, y en concreto en su artículo 17, se refiere a la responsabilidad en la que los patronos pueden incurrir de cara a la fundación, señalando así, que, los patronos deberán de desempeñar su cargo con la diligencia de un representante leal, debiendo responder solidariamente frente a la fundación de los daños y perjuicios que causen por actos contrario a la Ley o los estatutos, o por los realizados sin la diligencia con la que deben de desempeñar el cargo.

Responsabilidades básicas del patronato

Por todo esto, las responsabilidades básicas del patronato, entre otras, serían las destacadas a continuación:

– Determinar la misión y objetivos de la fundación.

– La planificación efectiva de sus actividades.

– Asegurar la disponibilidad de los recursos de la fundación.

– Gestión de los recursos disponibles de la fundación.

– Determinar y dar seguimiento a los planes y programas a desarrollar por parte de la fundación.

– Representación de la función ante terceros.

Deberes de diligencia y lealtad

Además de las responsabilidades ya indicadas, el órgano de gobierno de cualquier fundación, esto es el Patronato, de forma individual deben de cumplir con los deberes de diligencia y lealtad a la fundación, entre los que cabe destacar los siguientes:

  1. Asistencia a las reuniones del patronato, comités y demás eventos que se puedan desarrollar y llevar a cabo por parte de la Fundación.
  1. Ejercer el gobierno y representación de la Fundación y aprobar los planes de gestión y programas periódicos de actuación de la misma.
  1. Interpretar y desarrollar los Estatutos y, en su caso, acordar la modificación de los mismos, siempre que resulte conveniente a los intereses de la Fundación y a la mejor consecución de sus fines.
  1. Fijar las líneas generales sobre la distribución y aplicación de los fondos disponibles entre las finalidades de la Fundación.
  1. Nombrar apoderados generales o especiales.
  1. Seleccionar a los beneficiarios de las prestaciones fundacionales.
  1. Aprobar el plan de actuación y las cuentas anuales que hayan de ser presentadas al Protectorado.
  1. Acordar la apertura y cierre de sus Delegaciones.
  1. Adoptar acuerdos sobre la extinción o fusión de la Fundación en caso de imposibilidad de cumplimiento de sus objetivos.
  1. Delegar sus facultades en uno o más patronos, sin que puedan ser objeto de delegación la aprobación de las cuentas y del plan de actuación, la modificación de los Estatutos, la fusión y la liquidación de la Fundación, así como aquellos actos que requieran la autorización del Protectorado.
  1. mantenerse informado sobre las misiones de organización, políticas y programas.
  1. Asumir con los compromisos de actuación, así como la de realización de las tareas que le sean encomendadas por parte de la fundación.
  1. Informar y velar por la labor realizada por la fundación.
  1. Mantenerse actualizado sobre los asuntos referentes al ámbito de actuación la fundación.
  1. Cumplir con los reglamentos y políticas determinadas por la fundación, así como con el deber de confidencialidad de esta.
  1. Contribuir con las obligaciones fiduciarias, analizando y revisando los estados financieros de la fundación, manteniéndose informado sobre las actividades y obligaciones del patronato de la fundación.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *