X

¿Tienes alguna duda o quieres que te informemos?

Nombre

Correo electrónico

Teléfono

En qué horario prefieres que te llamemos

Llamada gratuita:    900 92 1000
Facebook CE Consulting Fundaciones y AsociacionesTwitter CE Consulting Fundaciones y AsociacionesCanal de Youtube CE Consulting Fundaciones y AsociacionesPerfil de Google plus CE Consulting Fundaciones y AsociacionesLinkedIn CE Consulting Fundaciones y Asociaciones

Solución a las obligaciones y responsabilidades de los patronos

17/01/2017

post-patrono

El órgano de gobierno y representación de las Fundaciones es el Patronato, cuyos miembros reciben el nombre de Patronos. El Patronato debe de estar constituido por, al menos tres personas y composición y sistema de designación deberán quedar establecidos en la Escritura de Constitución y Estatutos de la propia fundación.

Los patronos podrán ser tanto personas físicas como jurídicas, debiendo de designar las personas jurídicas una persona física que las represente para poder ejercer su cargo.

Todos los patronos nombrados deberán de aceptar su nombramiento.

Responsabilidades y obligaciones de los Patronos

Los patronos deberán desempeñar el cargo con la diligencia de un representante leal, y responderán solidariamente frente a la Fundación de los daños y perjuicios que causen por actos contrarios a la Ley o a los Estatutos, o por los realizados sin la diligencia con la que deben desempeñar el cargo.

Quedan exentos de responsabilidad los Patronos que hayan votado en contra del acuerdo, y quienes prueben que, no habiendo intervenido en su adopción y ejecución, desconocían su existencia o, conociéndola, hicieron todo lo conveniente para evitar el daño o, al menos, se opusieron expresamente a aquél.

La responsabilidad de los patronos viene recogida en el Artículo 17 de la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones.

El Secretario No Patrono

Conforme a lo dispuesto en la Ley, el Patronato de una Fundación debe estar compuesto por un mínimo de tres personas y entre ellos tiene que haber un Presidente y un Secretario.

La Ley permite que el Secretario sea una persona ajena al Patronato que no forma parte de dicho órgano de gobierno, sino que asiste a dicho órgano en las funciones propias de secretaría de la entidad. En cuyo caso tendrá voz, pero no voto, y a quien corresponderá la certificación de los acuerdos del Patronato.

Corresponder al secretario del patronato de una Fundación:

a) Efectuar la convocatoria de las reuniones del patronato por orden de su presidente y realizar las correspondientes citaciones a los miembros del patronato;

b) Asistir a las reuniones del patronato, con voz y voto si la secretaría corresponde a un patrono, o solo con voz en caso contrario;

c) Conservar la documentación de la fundación y reflejar debidamente en el libro de actas del patronato el desarrollo de sus reuniones;

d) Expedir certificaciones con el visto bueno del presidente, respecto de los acuerdos adoptados por el patronato;

e) Cuantas otras funciones sean inherentes a su condición de secretario o se prevean expresamente en los estatutos de la fundación.

 

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *